Consultas 984 102 499
My Cart
S/0.00
My Cart
S/0.00
Blog

Alimentación saludable para un sueño profundo

¿Problemas para dormir? No estás solo. Para muchos el insomnio se ha convertido en parte de nuestras noches, y es que cuando el estrés del día a día se junta con una mala alimentación y malos hábitos, nuestra calidad de sueño se ve afectada. Pero no te preocupes, aquí te traemos simples acciones que puedes tomar para tener mejores noches.

Si bien existen muchísimos factores que afectan nuestro ciclo de sueño, la alimentación es uno que solemos dejar de lado y que juega un rol muy importante. Para obtener un sueño profundo y reparador, es indispensable que nuestra alimentación sea rica en nutrientes, vitaminas y minerales, ya que nuestro cerebro requerirá de ellos al momento entrar y mantener el sueño. ¿Qué alimentos no pueden faltar en tu dieta? Aquellos que facilitan la producción de melatonina y serotonina tales como plátano, piña, palta, yuca, cereales como la avena, el trigo y el arroz, y los frutos secos, como las nueces de cajú y almendras. Añadir hierbas como valeriana y manzanilla, por las noches, también ayudará a relajarnos.

Así como existen alimentos que debemos consumir, también están aquellos que debemos evitar. Como por ejemplo, aquellos que son de difícil digestión. Alimentos procesados, embutidos, lácteos, carnes y azúcares refinados, cargan mucho al cuerpo, generándole más trabajo al momento de dormir. Bebidas estimulantes como el café, el té, bebidas alcohólicas y energizantes, llevan a nuestro cuerpo a un estado de alerta. Cuando los consumimos en altas dosis y de forma frecuente, pueden desequilibrar nuestro organismo haciendo que sea cada vez más difícil dormir de corrido por las noches. Si te gusta mucho el té o el café, consúmelo preferentemente durante las mañanas, tratando de reducir poco a poco su consumo.

¿Por qué es importante dormir por las noches? Muchas veces no le damos importancia al sueño, pero el descanso es indispensable para obtener un buen equilibrio tanto físico como mental. Un mal descanso, especialmente durante las noches, degenera nuestra salud, dando espacio a posibles enfermedades, ansiedad, mal humor e irritabilidad. Combinar una buena alimentación con buenos hábitos, como por ejemplo, meditar, hacer deporte y establecer horarios, ayudará a que tengas mejores noches.

Leave your thought